¡Feliz día de la madre!

Cuando Dios hizo el mundo, reservó lo mejor para preparar el corazón de las madres, y logró que fuesen capaces de hacer cosas increíbles. Desde el corazón de una madre todas las cosas adquieren sentido, todos los hijos se sienten seguros, toda la ternura se hace vida. Una madre logra la mejor de las sonrisas de sus hijos, y hoy desde el colegio queremos conseguir la mejor de las vuestras, ofreciéndoos el homenaje de nuestro amor y gratitud.

Para ello compartimos con todos vosotros un vídeo que hemos seleccionado con mucho cariño de los últimos años de la vida del colegio. En ellas recordamos lo presente que está la Virgen María entre todas las madres de la familia Everest, ¡y lo mucho que os tenemos que agradecer!

¡MUCHAS FELICIDADES! ¡Gracias por ser para nosotros el mejor regalo!

Proud to be Everest!